martes, 22 de febrero de 2011

Carrot Cake

Aquí os propongo una tarta perfecta para celebrar un cumpleaños o una fiesta, Pese a parecerlo, no tiene nada de dificultad.

INGREDIENTES:
100 gr. nueces pacanas
440 gr. zanahorias
200 gr. harina de repostería
80 gr. harina integral
4 huevos
200 gr. azúcar
100 gr. azúcar moreno
240 ml. de aceite de girasol
4 rojadas de piña
2 cdtas. de esencia de vainilla
1 cdta. de bicarbonato
2 cdta. de levadura
1/2 cdta. de sal
2 cdta. de canela

Para el Frosting

300 gr. queso crema tipo Philadelphia
250 gr. azúcar glas
50 gr. mantequilla
300 ml. nata Líquida




PREPARACIÓN:
Ponemos las pacanas en una placa de horno y las tostamos en él, durante 8 minutos a 180º de temperatura, las sacamos y las dejamos enfriar.

Seguidamente rallamos la zanahoria. Una vez ya tengamos nuestras nueces tostadas las trituramos hasta dejarlas picadas en trozos pequeños.

En un bol, ponemos la harina, el bicarbonato, la levadura, la sal y la canela y mezclamos bien todos los ingredientes. En otro bol, mezclaremos los huevos y el azúcar hasta que quede una masa blanca y espumosa, luego añadiremos el aceite y la esencia de vainilla y seguiremos batiendo hasta obtener una mezcla suaves y ligera.

Ahora mezclaremos los ingredientes líquidos con los secos y una vez  estén bien mezclados, añadimos la zanahoria y las nueces lo mezclamos todo bien.

Ahora vertemos la masa en un molde engrasado de 23cm y lo introduciremos en el horno, ya precalentado a 180º y lo dejaremos durante una hora aprox. o hasta que pinchemos y veamos que la aguja sale limpia.

Mientras tenemos el bizcocho en el horno prepararemos nuestro frosting, pondremos en un bol la mantequilla y el queso crema (a temperatura ambiente) y la batiremos con unas barillas hasta conseguir que nos quede casi montado, continuamos añadiéndole el azúcar y el extracto de vainilla hasta que nos quede una mezcla uniforme y sin grumos, luego añadimos en varias tandas la nata que habremos montado previamente y la iremos incorporando a la masa de forma suave y con unas varillas.

Sacamos del horno y lo dejamos enfriar. Una vez frío, partimos el bizcocho por la mitad y ponemos una parte del frosting entre las dos capas bizcocho, cubrimos la tarta con el frosting restante y la metemos en la nevera por espacio de 1 hora mínima antes de consumirla, así el frosting habrá cogido consistencia y frescura.

Bon profit!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario